1 Comentario

FRANCISCO USUNA, DE REGRESO AL MAR

Entrevista: Juan Manuel Sorrentino

Fotos: Quiksilver Argentina – Hernán Canty Ramos

Francisco Usuna es uno de los grandes talentos que ha dado nuestro surf en los últimos años. Historia, aptitud y actitud forman su sólida base. Una deliciosa charla con el surfista y también con el ser humano, ese que acaba de ganar el Quiksilver Open La Paloma, y estira la tradición familiar iniciada por su hermano Lele.

 Disfruten.

Nací do en Mar del Plata hace 24 años, a los 5 años voló con su familia a los Estados Unidos. Allá, a los 11 años, hizo su primera metida. ¿El motivo? Nada nuevo bajo el sol: motivado por sus 2 hermanos mayores y padres ya corrían olas con continuidad. Pero el menor de los Usuna, agrega algo más, como para envidiar la tierra prometida en materia de surf:

“Allá terminás el colegio o lo que sea y te vas a la playa. Siempre hay olas de calidad, con canales y perfección. Todos mis compañeros surfeaban y yo iba con ellos. Hasta que una vez tomé una ola y  la corrí más o menos bien. A partir de ese instante mágico, el surf fue cada vez haciéndose más parte de mi vida”.

A los 15 años, Francisco volvió a las pampas. Y, como siguiendo un mandato que trae en la sangre, comenzó a competir.  Al poco tiempo, el muchacho se consagró Campeón Argentino Junior.

Siempre me pregunté qué es lo que tienen de atractivo las competencias, el medirte con otros. Y creo que sos el indicado para responderme, ya que has competido durante muchos años.

Competí hasta el año 2010. Me acuerdo que ya había pasado a la categoría Open y como que perdí el interés, dejé de tomar las cosas en serio y básicamente dejé de creer en mí, en que podía, hasta que pude revertir esa forma de ver las cosas y hacer un cambio total en mi vida.

Frankie Usuna y su primera victoria en el Quiksilver Open La Paloma.
Frankie Usuna y su primera victoria en el Quiksilver Open La Paloma.

Las competencias deben ser exigentes a nivel físico…

Si porque tenés que estar lo que dure la serie en un 100%. No podés dejar pasar ninguna oportunidad para subir el puntaje. Y eso te exige. Quizás estás remando luego de una ola y ves que viene otra y tenés que estar preparado para darle con todo. Y eso es matador.

¿Complementás el surf con otros entrenamientos?

Estuve entrenando con Silvio Pedro y ahora comienzo con Juan Baldino, que entran a varios surfistas, entre ellos mi hermano, y veo que están mejorando muchos sus performances.

Frankie frena. No sabe si seguir, duda en contarme cómo fue y es surfear hasta ahora la ola más difícil de su vida. Una ola que todavía sigue recorriendo con éxito pero que exige. Le respondo que sí, que creo que su historia, lo que le pasó y cómo la está resolviendo, puede ser inspiradora para muchos.

“Hace un poco menos de 2 años comencé un tratamiento con un grupo de profesionales excelentes para poder cambiar el chip y comenzar una buena vida sin tener que consumir nada ni tener adicciones.

¿Y cómo lo llevás?

Bien, es una pelea constante. Todos los días es un nuevo round. Y ahora estoy limpio y feliz. Veo cómo voy progresando y disfrutando esta etapa, que es una parte de mi vida que siento como más real, más acorde a cómo soy. Lo que pasó, lo que me perdí, me sirve como experiencia para saber qué camino no tengo que tomar.

Libertad divino, tesoro

Hoy la tecnología te da la posibilidad de poder mostrar tu surf más allá de las competencias. Sé que te gusta grabar y editar tus videos. Vi un par y me encantaron…

Me encanta grabar cuando surfeo, porque me salen cosas que en las competencias quizás por los nervios, no. Entonces me gusta grabarme en esos días de freesurf, más relajado, y muchas veces, con mejores olas que en los campeonatos.

La típica te pegas un buen tubo y ¡no hay testigos!

Y si, pasa. Entonces es como otro complemento del surf: me grabo y luego, con tranquilidad, edito esas imágenes. Es otra forma de darle un retorno a los sponsors y también de realizar algo creativo.

Y Frankie me cuenta sobre adelantos tecnológicos que harán que filmarse sea cada vez más fácil y efectivo. Y de cómo hace para meterse en tubos, según él chicos, según quien escribe para estas aguas muy buenos, con la cámara tomada de la boca.  Y no sé como, por el arte de la charla, desembocamos en Hawai. ¿Fuiste a las islas?

No, todavía no – me dice con cara como que todavía me falta surf y pienso que entonces no llegaré jamás. Es mi próximo destino, tengo muchas ganas de ir. Debe ser increíble. Pipeline es La Ola, pero está todo el tema no menor del crowd. O sea no sólo la ola es de las más exigentes y peligrosas del planeta, sino que compartís el line up con cantidad de surfistas experimentados.

Bueno, pero hay otras olas de calidad y que nos son tan cotizadas.

Sí, pero no son tan perfectas como Pipeline. Por eso esa ola se llena tanto. Me contó mi hermano Lele que la ola que se agarró y salió en Surfline, la estuvo esperando como casi 3 horas en el 2do reef y que casi se la rema otro surfista…Como ves es un quilombo hermoso.

frank2_edit
Fran un recuerdo bien fresco.

¿Y tú hermano qué representa para vos?

Es mi ídolo, mi modelo a seguir. Lo que sé lo aprendí de él, de intentar imitarlo y de ver su línea de trabajo…

Es que creo que no existen las fórmulas mágicas. Y que más allá del don que tengas, la diferencia está en cómo transpires la camiseta, cómo entrenes y qué actitud tengas con lo que hagas. Cada vez más.

¿Pero más allá de Hawai, hiciste tus viajes?

He hecho algunos, aunque todavía no llegué a los destinos que deseo: estuve en Chile, Perú, Ecuador, México

Bueno Puerto Escondido es una buena escuela para surfear olas potentes.   

Si, pasa que fui a correr un par de campeonatos y a Puerto Escondido fui poco tiempo. Y justo llegué cuando entró un swell muy grande así que hubo varios días que no lo pude disfrutar como hubiera querido. También agarre días más chicos y potentes que si pude surfear. Pero es un lugar que, como todo point de olas grandes, hay que ir con tiempo. Como todo en la vida uno siempre quiere más, pero hay que ir de a poco. Sabiendo cuáles son los riesgos y sabiendo cómo hacer las cosas para no ponerte en peligro.

El sur argentino también recibió tu visita. ¿Cómo estuvo ese trip a la Patagonia?

El viaje a la Patagonia estuvo mejor de lo que pensaba que iba a estar. La expedición estuvo integrada por Sebastián Olarte, campeón uruguayo, el joven Luca Saldivar de Perú y el chileno ”sabio” Esteban Cross. Además de fotógrafos, cámaras y teams managers.

Muchos cargamos al lugar de mucha mística, como si fuera un tesoro todavía por descubrir.

El lugar es increíble. No hay nada, no hay nadie, no hay señal ni tele. Es despertarse, desayunar, surfear, almorzar, surfear, cenar, dormir. Lo único que pensás es en despertarte cuando empieza el día y esperar que las condiciones estén óptimas.

Un lugar sorprendente. Con muchas puntas largas y siempre alguna está rompiendo. Olas largas y  perfectas de agua traslucida y lo mejor de todo, solitarias. Nunca pensé que rompía tan bueno.

Business

¿Cómo se llega a una marca, a un sponsor?

No sé si hay una sola forma. En mi caso fue a través de los logros deportivos. Cuando tenía 16 años no tenía sponsor y salí Campeón Argentino Junior. Y ahí fiché con Quiksilver. Ahora estoy corriendo con O`neil que es de las mejores marcas a nivel mundial y acá en Argentina todo el equipo es muy buena onda y me bancan con todo.

¿Tenés otra pasión además del surf?

No, actualmente estoy concentrado en el deporte. Ahora estoy re motivado por el surf y veo humildemente que esa energía que le estoy poniendo hace que evolucione. Siempre me despierto temprano, antes que amanezca y si se que el mar está cargado, me voy en busca de lo que creo va a ser el mejor lugar.

Caja de herramientas

¿Qué tablas estás usando?

Estoy probando varias. Uso unas californianas, Firewire, de epoxi, que me trajo mi hermano de Estados Unidos. Es una tabla con más superficie, bien ancha y corta. Ahora estoy experimentando con el UVA e intentando sacar el mismo resultado con alguna tabla de foam.

¿Cómo es tu relación con tu shaper?

Y es el que me hace las herramientas, por lo tanto tiene que ser lo más cercana y fluida posible. A mí me sirve que quien me hace las tablas sea alguien que está en contacto con el mar, que ande en las olas que ando yo. Eso es un plus más que importante como lo es también que tenga una máquina y la sepa usar.

¿Pensás en qué va a pasar en el futuro o intentás no proyectarte tanto?

Te digo la verdad, a veces imagino qué pasará, pero me corrijo e intento que las cosas se den y fluyan. Trato de darle a todo su tiempo, no dejarme ganar por la ansiedad. Este invierno por lo pronto quiero priorizar el tratamiento. Eso está ante todo. Luego encararé viajes y otras actividades. Pero quiero pisar firme.

Son las ocho de la mañana de un lunes de mayo. Hace frío pero el mar está muy bueno. Mientras me cambio para hacer una metida, veo un regular que revienta el pico que rompe pegado a las rocas. Una vez adentro me doy cuenta que es Francisco. Y veo un fuego en su mirada y una potencia en su surf que me hacen sentir que, felizmente para todos, volvió para quedarse.

Instagram
También podría gustarte
Menú