1 Comentario

EL CAMINO DEL RIDER: RAMA, FACEBOOK Y EL COMMUNITY MANAGER

Historias reales de un mundo ficticio

Por Sebastián Chacón

El espejo no le devolvía la imagen que esperaba, Rama sentía que su carrera poco a poco se diluía, como su cabellera, como las esperanzas de tener alguna chance con Sofía, la que siempre le dijo que no. A sus casi cuarenta años, seguía dando vueltas en la categoría Open y ya no le resultaba tan sencillo llegar a los cuartos de final, en los últimos dos años siempre marchaba ante una joven promesa, y esto último era lo que más le preocupaba porque no se lo podía esconder de ninguna manera a sus pocos sponsors, quienes por una cuestión de afecto, y nada que por eso, todavía le daban el sticker para que pegara en su tabla.

Las nuevas tecnologías ofrecían un relanzamiento para la carrera de Rama, a pesar de su reticencia al mundo 2.0 no le quedó otra que adaptarse, armarse un perfil en Facebook, y después de unos exitosos primeros posteos no dudó en encarar una Fan Page. Un par de comentarios positivos, en donde el denominador común era el término leyenda, envalentonaron a Rama para que se decidiera a digitalizar todo su archivo, ese que cuidadosamente había guardado en diferentes carpetas… fotos publicadas en revistas especializadas, un breve artículo del diario La Capital en donde lo mencionaban en cuartos de final, toda su vida como surfer estaba cuidadosamente pegada con Voligoma en amarillentas hojas Canson número 5.

Fue así como decidió vender una bicicleta y un 3/2 bastante curtido, con lo recaudado se compró una multifunción, artefacto que usó hasta sacarle lustre durante las noches. Muy a su pesar tuvo que establecer una rutina de trabajo, todas las noches después de cenar se sentaba a scanear cada uno de esos recuerdos que daban cuenta de sus epopeyas… historias con finales no soñados, crónicas de éxitos esquivos y relatos con puntos finales inoportunos.

De a poco  la Fan Page de Ramiro Solís Arrieta Pro Surfer fue juntando muchos ME GUSTA, la afición empezaba a demandar más posteos y eso empezó a inquietar a Rama. El Facebook le quitaba horas de surfing, además había empezado Pilates con una prima (con quien siempre tuvo buena y por eso no le cobraba) y estaba enfocado en volver al Top 10 del circuito local, definitivamente necesitaba conseguir los servicios de un Community Manager… Los problemas no tardarían en llegar.

Una noche de cervezas, en donde el único camino posible es la banquina, conoció a José Martín Torolani, conocido filmmaker con amplios conocimientos en el manejo de redes sociales, el verdadero Community Manager que él estaba buscando. “Toro”, como lo conocían, era un tipo ciclotímico, talentoso, ambicioso y con una llamativa necesidad de reconocimiento por parte de la comunidad surfer de La Feliz, a quien solía menospreciar por su chatura. Después de unas cuantas chelas y una ida al baño juntos, la sociedad quedó sellada.

Rama entregó todo su archivo digitalizado al Toro de las redes sociales, y este inmediatamente se puso a trabajar con muy buenos resultados, la sociedad funcionaba de manera aceitada y nuestro héroe empezó a sumar likes de manera regular y sostenida. Los dos sponsors de Rama notaron un cambio positivo en la actitud de su rider, todos los créditos se los llevaba el hijo de Susana y Leandro, nada para Toro, y eso marcó el principio del fin.

Una mañana en donde la Fan Page de Rama batió records de likes, Toro empezó a montar en cólera, estaba haciendo un trabajo altamente profesional, su impronta en los epígrafes daba brillo a un surfer en franca decadencia, situaba a Rama en el lote de los auténticos Wave Warriors. La falta de reconocimiento volvía a tocar la puerta en la casa de Toro, pero esta vez estaba dispuesto a gritar su verdad. Como contracara, Rama gozaba del reconocimiento de la comunidad surfera, esa que no dudaba en reconocerlo como una leyenda.

Cada like en la fan page de Rama era un puñal en el riñón de Torolani, quien se vio obligado a tomar los recaudos necesarios para aleccionar a este cliente que nunca se había dignado a pagar por sus servicios, ni mucho menos en darle el crédito que merecía por el resurgimiento de aquel rider que se iba extinguiendo lentamente. Así fue como tomó la precaución de registrar el dominio www.ramasolisarrietaprosurfer.com con todas las extensiones posibles: .net, .com.ar, .gov, .tv, .biz, .info, .jobs y .org. Después se compró un pasaje a Indonesia, y esto último es lo que se supo del furioso Toro.

Superado el mal trago, Rama decidió empezar desde cero, registró su nueva Fan page: Rama Solis Arrieta Pro Surfer Original/Chequeado/Verificado/Posta, y fue Susana, su mamá, quien ocupó el sillón de Community Manager…  ¿Quién mejor que mamá para dejar bien alto su nombre e historia?

No te pierdas las historias de Rama en el Camino del Rider:

https://www.surfpress.net//2013/06/19/el-camino-del-rider-rama-consigue-trabajo/
https://www.surfpress.net//2013/07/25/el-camino-del-rider-respete-a-los-locales/
https://www.surfpress.net//2013/07/11/el-camino-del-rider-el-dia-sonado/
https://www.surfpress.net//2013/04/13/el-camino-del-rider/

 

 

 

 

 

 

Instagram
También podría gustarte

Más posteos similares

1 Comentario. Leave new

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú