DIEGO CADENA: EL DEMONIO DE SAYULITA

Fotos: Juan Muñoz

Entrevista: Sebastián Chacón


diego_cadena“¡Diego Cadena…Cómo surfea ese pinche cabrón! Diego es un amigo de Kalle que es un animal surfeando. Ese Cadena surfea de puta madre. Surfea entregado a los rieles en ciertas maniobras y eso me gusta… Es un surfer bien chingón. Ese güey surfea muy fluido con estilo y saca unas maniobras muy innovadoras hasta en competencia, esta cabrón y listo para el WQS”.

 

 

 

Con estas definiciones recuerdo que comencé a escuchar el nombre de Diego Cadena,  y aunque no logro ponerme de acuerdo con los autores de las definiciones, tengo bien presente cada una de ellas. Con el tiempo pude conocerlo y confirmar cada una de las aseveraciones sobre este mexicano de picante y endemoniado surfing.

 

Explosivo, radical, fluido y espectacular son algunos de los calificativos que mejor describen el surfing de Diego Cadena, su irrupción en el tour ALAS fue una especie de presentación formal para la nueva sangre de guerreros de Sayulita apadrinados por el embajador Kalle Carranza.

   

 Ahora, ¿qué ocurre cuando el tiempo pasa y el nivel de surfing sigue tan o más alto pero los resultados no llegan? Se puede padecer del mal de Burrow, o lo peor sería conformarse con ser un campeón sin corona… Pero uno compite para ganar, la mentira que afirma que lo importante es competir no la creo.

 

Después de un intercambio de emails acordamos realizar la entrevista después del ALAS de México de 2008, quizás por una simple coincidencia o por olfato periodístico, la fecha resultó ser la indicada. Con una calentura acorde al segundo puesto obtenido ante su público, el mexicano Diego Cadena sigue buscando respuestas a una pregunta que se viene haciendo hace tres años… ¿Por qué no gano una maldita fecha del ALAS?


¿De uno a diez, cuál es el nivel de calentura después de haber perdido en tu casa ante tu gente frente a Ernesto Nunes?


En verdad me dolió que me ganaran en esa playa ante mi gente, pero era una cuestión de suerte también. Las olas no estaban tan buenas, a Ernesto le salieron y tú sabes que muchas competencias tienen su cuota de suerte.


¿Cuánto tiempo hace que no ganas una fecha de ALAS?


Tres años….Siempre quedo entre los primeros cuatro pero nunca llego primero, no sé por qué, tengo que romper ese hielo. Ese hielo que siempre me tiene segundo, tercero, cuarto…Ya lo odio.


¿Por qué crees que te pasa eso?


No sé qué me pasa siempre al final que no puedo encontrar la forma, en verdad lo odio porque voy bien en todos los heats y en la final no me sale. Fue lo mismo que me pasó con Ernesto, no pude encontrar las olas. Ahí dentro estaba que me mataba porque sabía que podía ganarlo, pero no encontré la forma. No pude hacer nada…No sé (risas), no sé lo que me pasa, es como si me desconectara de mí mismo.


¿No encuentras las olas o no sabes cómo cerrar el heat?


Casi siempre estoy cerca de ganarlo. Me gusta que ellos arranquen con una buena ola para esforzarme más, luego cuando logro ponerme primero siempre me pasan y después me lleva diez minutos encontrar otra buena ola, no sé por qué. Creo que mi táctica de dejarlos tomar una buena ola para que me presionen, nunca me ha funcionado.


¿No crees que es hora de cambiar esa táctica?


(Risas) Creo que sí, creo que es hora de buscar mis olas y no esperar porque haciendo eso me relajo demasiado.


¿Qué grado de autocrítica tienes después de una derrota como esta?


Sabes qué, tengo muchas ganas de ganar, la ansiedad la tengo y vengo con todo al igual que todos. A eso venimos al ALAS, a ganar cualquier evento. Sólo le pido a Dios que me salgan las olas y que no me tumbe la tabla (risas). Quiero quedar campeón este año, y esa es la razón por la cual he hecho todos los eventos desde Argentina.


Con el retiro de Kalle Carranza del tour ALAS, Diego quedó como el mexicano con mayores chances de convertirse en campeón latino. “No es justo que Kalle se haya salido, creo que la presión me la dejó a mí solo como mexicano. Antes cuando estaba Kalle la pelea estaba repartida entre mexicanos y venezolanos… Estaba él, Bellorín, Pereyra y yo. Ahora Kalle se fue a estudiar a Finlandia y la presión recae sobre mí, de todas formas no me siento presionado. Me siento con ganas, en verdad con muchas ganas de ganar”.


¿Qué diferencia a un gran surfista y buen competidor, de un gran competidor y buen surfista?


Un gran surfista muchas veces no sabe lo que está haciendo en un heat, y la verdad que cuando vas pal agua en un heat no sabes muy bien que harás. En cambio uno que sabe competir como Magnum o… Ernesto Nunes, no creo que sea un excelente surfista, surfea muy bien…Pero en competencia tiene algo que marca la diferencia en el agua. Creo que si eres muy técnico en un heat y sabes lo que necesitas hacer en cada ola para pasar y pa’ llegar a la final y ganar creo que eso es lo más importante, no tanto ser el mejor en el agua.


¿No siempre gana el mejor?


Así es, así lo considero.


{yoogallery src=[/fotos/backside] width=[90] height=[70] thumb=[rounded] spotlight=[0] load_lightbox=[1]  title=[backside}


¿Te gusta competir o lo haces porque vivir la vida como free surfer en Latinoamérica es muy difícil? ¿Te consideras un animal de competencia?


Me considero de competencia, me gusta la competencia y la presión. Si tú ves que en un heat uno se tira un aéreo 360 bien loco y tú tienes que hacer algo más fuerte pa’ ganarle, eso sí me gusta. Aparte puedes ganar dinero y cuando eres free surfer no ganas tanto. Creo que me considero un poco de las dos cosas.


{yoogallery src=[/backside] width=[90] height=[70] thumb=[rounded] spotlight=[0] load_lightbox=[1]  title=[backside}


TIERRA DE COMPETIDORES


¿Qué tiene Sayulita para parir tantos competidores?


La ola, además hay buenos surfistas de otras generaciones pero que no se han escuchado tanto. Esa ola no es tan buena, pero te exige, te pide. Aprendes a generar velocidad, y es buena pa’ tirar trucos y creo que esa ola tiene lo ideal para una competencia. Aparte más que nada las ganas que tenemos los de ahí, tenemos muchas ganas de salir. Por mucho tiempo todo fue Puerto, Puerto y Puerto Escondido, cuando en Sayulita había muy buenos surfistas pero hasta que Kalle salió a competir, después estuve yo, Dylan (Southworth), Adán Hernández, Gatito, otro que no recuerdo el nombre pero que le dicen Cagón… a pesar de su apodo corre muy bien (risas).


{yoogallery src=[/fotos/pascuales] width=[90] height=[70] thumb=[rounded] spotlight=[0] load_lightbox=[1]  title=[pascuales}


¿Existe la rivalidad de los big riders de Puerto con los “cagones” de olas chicas de Sayulita?


(Risas) Así es, hay algo así. Nosotros no seremos de ola muy grande pero vamos a Puerto y nos metemos, también nos metemos con tamaño. No seremos los más experimentados en tirarnos los mejores tubos, pero sí nos llevamos nuestras olas. Si hay una gran rivalidad entre Puerto y Sayulita, en los nacionales siempre es Puerto y Sayulita los que pelean los primeros lugares.


¿Nunca hubo piñas y trompadas por esa rivalidad?


No, siempre surfeando. La rivalidad pasa por el surfing, somos super amigos todos. Estamos juntos para mejorar, estamos tratando de alentarnos para mejorar y pa’ buscar el lado positivo. Ellos tienen que aprender a surfear ola chica y nosotros ola grande, ahora estamos en eso.


LA NUEVA GENERACIÓN  Y LA GENERACIÓN PERDIDA


Incentivado por su hermano Tigre, Diego Cadena fue para el agua y desde aquellos primeros años no dejó de surfear. Su hermano Saúl, conocido en el pueblo como Pato, fue el que, según Diego, mejor surfeaba de los cinco hermanos, pero lamentablemente el alcohol y otras distracciones lo alejaron del surf.


“Pato era, o mejor dicho es el que tiene el mejor estilo de todos. Antes surfeaba mejor que Tigre, pero el alcohol y esas cuestiones lo fue tirando para abajo. Cuando está bueno se mete, y la verdad que tiene un estilazo, un estilo super suave. Lástima que fue un talento perdido”.


¿Viste perderse muchos talentos?


Sí, varios. De mi generación había como cuatro, Germán (un primo mío), Nito, y uno que le decían el Tacua. El Tacua la quemaba en los campeonatos, pero después su padre no lo dejó ir más a campeonatos. Mi primo se casó joven y yo fui el único que seguí, pero éramos un muy buen equipo.


Oye, ¿tú tienes un hermano que se llama Registro?


Sí, en realidad se llama Chui, pero odia que lo llamen así, por eso se cambió el nombre por Registro.


¿Y eligió un nombre tan bonito y distinguido como Registro?


(Risas) La verdad que no sé de dónde eligió ese nombre, la verdad que no sé que chingada estaba pensando mi carnal. La verdad de la cosa es la siguiente, donde vivo hay uno que se llama el Chui Venegas, igual que el Chui,  fue muy pero muy bueno. Entonces siempre se le quedó su ego con él, el siempre fue el mejor y ya sabes… Un borracho. Todos los gringos le decían Chui pensando que era el otro, el Chui Venegas. Era tan pesado el otro, que por eso decidió cambiarse el nombre y ahora se llama Registro.


PESÍMO ALUMNO, BUEN PESCADOR, MEJOR SURFISTA


Por falta de ganas el menor de los Cadena decidió abandonar el colegio secundario, aunque según afirma alguna que otra pelea fue lo que lo alentó a irse a pescar con su padre.


“Nunca tuve la necesidad de hacer las cosas bien en la escuela, me interesaba hacer mejor las cosas en el agua. Quería llegar a la playa para surfear, pescar y bucear. En el colegio secundario me corrieron faltando poco para terminar tercer año, a causa de una pelea me suspendieron una semana y no volví nunca más. Los maestros me mandaron a llamar, pero no volví porque me fui a pescar con mi padre. Tenía claro que quería vivir del surfing, ahorraba plata y me iba a las competencias. Me interesó mucho porque muchos amigos de California me alentaron a hacerlo”.


¿Eras de buscar peleas o sólo te defendías?


Siempre me defendía, aunque otras las comenzaba yo (risas). Antes era de pelearme muy seguido, pero ahora ya estoy tranquilo, ya ni me gusta pelear.


Surfeando mal no le fue, tricampeón nacional (2005, 2006 y 2007) y con varios WQS en California y Baja California, Diego reconoce que este año estaría cerca de su tetracampeonato de no haber sido robado en una fecha que dio como sospechoso ganador a Yuco Trujillo.


“Este año estoy cuarto, lamentablemente me robaron muy feo en la fecha de Los Cabos, si hubiese sido como tendría que haber sido hoy estaría primero o bien cerca de la punta”.


¿Tan feo te robaron?


Fue demasiado obvio, es una de las razones por las cuales no quiero hacer más nacionales. Los jueces son una de las razones, además como Quiksilver entró a México tenían que apoyar a sus riders, entonces Yuco pasó de cuartos de final sin problemas hasta la final. Hubo heats que no debería haber pasado pero lo hicieron ganar los jueces. Puta, sí me dolió que hagan esas cosas, ahora hay un nuevo presidente en la Federación que quiere mejorar esas cosas.


¿Yuco se dio cuenta que lo favorecieron?


Sí, hubo un heat en el que fui y le dije: Felicidades Yuco, pero tú sabes que no pasabas. Aprovecha ahora que puedes.


PADRE SOLTERO


Padre de una niña de tres años llamada Río que vive con su madre en California, Diego Cadena no duda en afirmar que el nacimiento de su hija fue lo mejor que le pasó en la vida. Su temprana paternidad lo ayudó a focalizarse en lo que quería, y también a abandonar las fiestas.


“Nunca fui de drogas ni de tomar alcohol, pero siempre estaba en la fiesta. Cuando ella nació me tuve que plantear muchas cosas, me ordenó y creo que es lo que mejor me pasó en la vida, me ayudó a concentrarme en lo que quería. Ahora quiero darle todo lo que yo nunca tuve”.


¿Qué cosas te faltaron?


Amor siempre tuve, cosas materiales me faltaron. Regalos para cumpleaños o navidad, esas cosas son las que mis padres no me pudieron dar. Pero ahora que lo pienso fue bueno porque me enseñó a trabajar por las cosas que yo quería, gracias a Dios mi papá me enseñó a trabajar, y así compré mis tablas…Trabajando con mi padre.


Imagina que viene tu hija el día de mañana y te dice que quiere abandonar el colegio para hacerse surfista profesional. ¿Qué le dirías?


Primero le diría que tiene que ir a la escuela, la tiene que hacer y con mucho gusto la llevaré a la playa a pasar diez horas con ella en el agua. Pero yo la voy a apoyar en todo lo que quiera hacer, si quiere ser stripper que sea stripper.


¡Mira que esto queda grabado!


No importa, no quiero que tenga la presión mía, por mí que haga lo que quiera siempre que sea algo bueno.


ALQUIEN EN QUIEN CREER, PERO NO TANTO


Religiosos como pocos, a los mexicanos siempre se los relaciona con la Virgen de Guadalupe y con tantos otros santos que abundan en la cultura de ese país de riquísimo patrimonio cultural.


“Soy católico, mi mamá siempre va a la iglesia y esas cosas. Yo creo pero no soy un fanático. No voy a la iglesia todos los domingos, simplemente creo y ya”.


¿Crees que Dios no está todo el tiempo mirando lo que estamos haciendo?


Exactamente, no estoy esperando que Él me esté cuidando todo el tiempo, ni que esté viendo todo el tiempo por mí. Sólo es algo bueno que nosotros tenemos, tal vez no podemos hablar con Él pero es alguien que está ahí. Simplemente creo, no puedo decirte más nada porque es algo demasiado complejo y abstracto.


¿Por qué los mexicanos tienen tanta fama de católicos, casi son más católicos que los españoles mismos?


Creo que por culpa de los españoles (risas), esos españoles cabrones trajeron esa religión para México y nos dejaron a todos traumados. Hay tantas iglesias que pusieron en México…Puta, en cada pueblo hay una iglesia y la gente va ahí.


¿Pero por qué resulta tan difícil encontrar un mexicano agnóstico o ateo?


Si hay, si hay (risas), Kalle es uno de ellos, hay que buscarlos. Cada cabeza es un mundo diferente.


UN VISTAZO AL FUTURO


{yoogallery src=[/fotos/varias] width=[90] height=[70] thumb=[rounded] spotlight=[0] load_lightbox=[1]  title=[varias}


Imagina que mañana ganas el tour ALAS, ¿Cuál te gustaría que fuese el título de la crónica?


Me gustaría, una foto con todos celebrando…Y como titular me gustaría: El esfuerzo de un mexicano. Creo que ese sería un buen título porque nunca un mexicano ganó nada, nos hemos esforzado mucho pero ningún mexicano ha ganado el título de campeón latinoamericano. Eso no pasará hasta que un mexicano se quede cerquita, luego vendrá otro que le echará más ganas y lo conseguirá, creo que falta menos para eso.


¿Que sería más difícil, salir campeón del tour ALAS o cruzar la frontera con Estados Unidos como ilegal?


Puta (risas), esa pregunta es muy buena. Ser campeón del ALAS está difícil, cruzar la frontera nadando también está difícil, pero creo que un poco más fácil. Porque teniendo tres horas nadando desde la frontera hasta Imperial Beach, tienes muchas posibilidades de llegar.


¿Y cómo andas para esquivar los tiros?


(Risas) Te metes como tres kilómetros adentro con tu tabla y no sé, nunca lo hice pero creo que es más fácil que salir campeón latinoamericano, al menos tengo varios amigos que lo hacen y van y vienen a cada rato. Ser campeón latino creo que es más esfuerzo porque es todo un año de enfoque, y ganas de estar ahí tratando de que no te saquen en la primera ronda para no cambiar en el ranking, creo que ahí es lo más difícil.


De aquellas primeras impresiones de este mexicano de surfing cabrón, hasta el presente que lo tiene como uno de los más temidos guerreros del ALAS, muchas cosas han pasado. Quizás no muchos triunfos, pero ya lo decía Castaneda: “El buen acechador sabe esperar”.

Entrevistas

Más posteos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú