MAXI SIRI: EL AÑO DEL CLICK

andas1Fotos: Emiliano Gatica

Tony Roberts/ Quiksilver

Entrevista: Sebastián Chacón


Después de mucho sellar el pasaporte con estampas de distintos países de Latinoamérica, el argentino Maxi Siri logró concretar algo que muchos integrantes del catálogo de promesas siguen buscando, ganar una de las fechas del ALAS.


Diez años pasaron desde las primeras muestras de talento del crédito de La Perla, de aquel primer título que perdió por muy poco ante Alejo Martínez, quedan los recuerdos de una época de sueños, deseos, hambre de gloria y el surfing intacto de uno de los estilistas más grandes de la historia del surf argentino.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Con tres títulos argentinos en su poder, Siri es el surfista argentino que se reparte con Martín Passeri la mayoría de los títulos de la última década, y uno de los eternos candidatos en cuanto evento se ponga en marcha. Más allá de lo deportivo, el 2009 fue un año diferente para el integrante del team Quiksilver, además de pasar a surfear para el team de los casados debutó con la lycra de padre.


El año baja su persiana y la tranquilidad habitual de Maxi Siri se pone de manifiesto en cada una de las reflexiones que registra el grabador mientras el mate y la radio matizan una calurosa mañana de diciembre marplatense.


La primera pregunta apunta a descifrar el por qué del triunfo en El Salvador, algo que veníamos esperando hace tiempo debido al alto nivel de surfing de Siri, pero que no lograba cristalizar por algún impedimento psicológico.

 

{yoogallery src=[/fotos/emigaticasal] width=[90] height=[70] thumb=[rounded] spotlight=[0] load_lightbox=[1]  title=[emigaticasal}


¿Por qué esta vez sí ganaste?


El campeonato lo puedo dividir en dos partes, los primeros heats no fueron muy exigentes pero en un ALAS no te podés descuidar. Las olas no estaban demasiado fuertes y los swells estaban muy inconsistentes, me sentía bastante mal surfeando…Nervioso, lento y cada vez que salía del agua estaba muy disconforme con mi surfing. La mañana del último día hablando con Martín (Passeri) que hizo de psicólogo deportivo, me autoconvenció de que lo que yo sentía no era tan así…Creo que fue una charla muy jugosa porque pude sacar todo lo que yo sentía y me pasaba en el agua, algo que nunca había logrado porque siempre es algo que proceso internamente y gracias a esa charla pude sacarme un peso grande de encima.


Creo que en el heat con el Lolo Bellorín (cuartos de final) logré relajarme y me sentí diferente. Sabía que si no sacaba lo mejor de mi surfing iba a ser prácticamente imposible pasar, el Lolo desde que llegó la rompió en cada una de las metidas que hizo…Se destacó en cada momento y no me quedaba otra que surfear arriba de los doce puntos. Ahí tuve el click que me venía faltando y me sentí súper bien, incluso el heat lo pasé con una ola bastante chica pero que la corrí muy bien.

 

quillasfuera


¿Por qué te llevó tanto tiempo dar con ese click?


Tuve un año bastante extraño en cuanto a lo que pasaba por mi cabeza, estuve entrenando, surfeando y haciendo las cosas para tener buenos resultados…Pero en la parte psicológica no me siento del todo seguro y como que los buenos momentos venían de manera aislada. Lograba tener una buena actuación pero no lograba redondearla en una excelente actuación, siempre quedaba a un pasito de lograr mi objetivo. De alguna manera yo mismo me frenaba, no lograba liberarme. Este último evento me dio la confianza de que estoy en condiciones de seguir ganando, creo que recuperé la esencia ganadora que había perdido este año. Incluso en la final me dije: “Que bueno, otro buen resultado…Otra final”, pero inmediatamente dije basta de otro buen resultado, basta de quedar ahí siempre. Borré el tema de los puntos, la plata y todas esas cosas y salí a surfear sin presiones, y así fue como logré controlar mi cabeza…Es muy loco como la cabeza puede arruinar o frenar algo que estás buscando, si no estás bien de la cabeza es muy difícil lograr el objetivo, si no tenés mentalidad ganadora es casi imposible que puedas ganar algo tan competitivo. Ahora más tranquilo es como que siento una tranquilidad enorme de haber logrado el objetivo.


¿Qué te deja este año que significa el gran cambio en tu vida personal?


El año arrancó muchas alegrías… Al margen de que en el circuito argentino haya conseguido muchos podios y ningún primer puesto, me puse muy feliz de poder empezar a formar mi familia con Lourdes y después la noticia del embarazo también fue otro de los grandes momentos del año, y creo que son avances en mi vida personal. Pero no considero que esas cosas me hayan distraído, capaz que inconscientemente sí, pero nunca me alejé de mi objetivo que es el surfing. Me quedan varios años de carrera por delante, mi hija es una de las grandes motivaciones y por eso es que no me puedo descuidar, ahora por el bien de nuestra familia tengo que estar más enfocado que nunca. No me puedo descuidar y tengo que seguir evolucionando y creciendo, creo que esto último es la gran reflexión del 2009 en lo personal.

 

tail


¿Sentís que el haber estado casi todo el 2008 en Mar del Plata te afectó?


Sí, el año pasado fue muy raro. Parecía que iba a ser el mejor año de mi carrera… Iba a encarar el WQS y después se empezaron a pinchar varias cosas y me quedé sin nada, lo único que hice fue ir a El Salvador en septiembre, después el mundial de la ISA en Portugal. Y esa falta de competencia se vio en la temporada de este año, no fue pésimo pero quedé cuarto en el ranking, algo que está muy difícil por el nivel que vienen demostrando los chicos. Pero sí, la falta de competencia del 2008 la pagué de alguna manera este año.


Este año comencé con un mayor presupuesto de viaje, los resultados mismos me fueron dando un mayor presupuesto para seguir haciendo las fechas de ALAS, y lamentablemente por cuestiones ajenas a mí no pude cerrar el año como hubiese querido. Yo planifiqué el calendario de una manera pero después se fueron cayendo las fechas confirmadas y lamentablemente elegí no ir a Arica porque estaba compitiendo acá en el Quik Pro Argentina, y no quería ir a las apuradas a una ola que requiere preparación, después empezaron a caer las fechas y terminé rankeando sexto con sólo cuatro fechas. Si me pongo a hacer las cuentas y le sumo un último puesto en cualquier evento, hubiese terminado segundo o tercero, o incluso peleando el primer puesto con el Lolo.


Son sensaciones mezcladas, por un lado la alegría de quedar bien rankeado y por otro lado siento bronca porque por cuestiones ajenas a mí no pude quedar mejor ubicado en el ranking final…Pero ya está, el año que viene será mejor porque voy a contar con el apoyo de una agencia de viajes, Quiksilver me apoyará con un buen presupuesto de viaje y así voy a poder dejar de lado el problema del presupuesto que es algo que vengo sufriendo desde hace años.


¿Cuáles son los objetivos para el 2010?


Tengo la posibilidad de hacer el ALAS de manera completa, me gané la posibilidad de entrar en el cuadro principal y eso no lo quiero desaprovechar. También quiero hacer unos viajes para generar material fotográfico y también para filmar, así mis sponsors tienen buen material en aguas cristalinas, algo que hace tiempo no hago.

 

2010


A LA ESPERA DEL CIRCUITO ASA


“Lamentablemente este año el circuito argentino iba a comenzar en septiembre e iba a ser súper largo, y ahora vamos a tener un verano muy ajustado con todos los eventos muy seguidos. Entiendo que no es fácil porque las marcas quieren estar en la temporada, pero para nosotros como deportistas es complicado porque no te da tiempo a recuperarte si llegás a lesionarte, con estos eventos seguidos se beneficia el que pega primero…No es lo ideal pero así está planteado el juego. Esperemos que el año que viene tengamos un circuito increíble, hay gente trabajando en eso, no es fácil…Pero ojalá todos podamos demostrar lo que hacemos”.


¿Para vos cuáles serían los tres candidatos más firmes al título?


Hoy en día no hay tres candidatos, hay un Top 8 muy fuerte. Martín siempre la va a luchar hasta el final, Lucas (Santamaría) la está matando y ya se le tendrían que empezar a dar los resultados porque desde hace un tiempo que está surfeando durísimo. Y otro de los merecidos campeones es Lele, está surfeando muy bien y tiene un estilo excelente. Esos son los tres serios candidatos, pero no hay que olvidarse de Marcelo Rodríguez porque demostró que en situaciones de mucha presión sabe hacer las cosas bien. En los Odesur en la competencia de Tag Team demostró que es un gran competidor y no hay que descuidarse porque sabemos que es un animal.


Teniendo en cuenta que lograste el título de campeón argentino en tres oportunidades, ¿cómo definirías la presión que va a tener Marcelo Rodríguez al defender su primer título?

Eso depende de cómo estés vos anímicamente, yo cuando defendí mi primer título era mucho más chico y no tenía mucha noción de algunas cosas. Yo siento que no me costó demasiado ser campeón, deseaba algo y se cumplía. Surfeaba mucho más tranquilo, después cuando vas creciendo tenés más presiones, otros pensamientos en tu cabeza y algunas cosas cambian. Esa es mi experiencia personal. Pero este año va a ser difícil, tenés a tipos como Di Marco, Bollini, Rull, Prenski y otros más que tienen nivel de selección y eso te asegura un buen team para ir a los eventos por equipos.


FIN DE UNA DÉCADA IMBORRABLE


La primera década del nuevo milenio fue sin dudas la consolidación de Siri en la elite del surf argentino, además de los títulos correspondientes se despegó del surfing hasta el momento visto gracias a ese estilo Taylor Knox y a una habilidad pocas veces vista para simplificar varias cosas que a simple vista son difíciles, y que por supuesto al verlas con detenimiento aumentan algunos grados en la escala de dificultad.


En mi carrera pasaron las mayores alegrías en esta década, arrancó con un pibito soñando con competir entre los Open, ni siquiera ganar un evento apenas me imaginaba compitiendo con ellos de igual a igual. De repente la cosa empezó a fluir, empecé ganar campeonatos, de hecho antes de salir campeón peleé un campeonato con Alejo Martínez que fue ahí, muy peleado. Por suerte no me jugó en contra, al año siguiente pude sacarme la espina y me coroné campeón, había sido un golpe muy duro porque había estado en todas las finales y para que gane Alejo se tenían que dar un montón de cosas que al final se terminaron dando y terminó siendo el campeón”.


¿Sentís que te pesó la falta experiencia?


No, el Negro tuvo mucha suerte y a mí me faltó la experiencia para hacer un mejor campeonato en ese momento. Era mi primer año de Open y estaba de muy cerca de alcanzar un sueño quizás demasiado rápido.


Y sí, pasaron muchas cosas en estos diez años…Tres campeonatos, muchas finales, muchas tablas, un montón de eventos internacionales, el surf ya no es lo que era antes porque creció demasiado, ni me acuerdo de los trajes que usábamos antes… Hoy estamos en otro nivel. Hoy pudimos hacer una profesión de esto y se nos tiene en cuenta más que antes, creo que vamos en crecimiento. Una muestra del crecimiento son las tres medallas de los Odesur, y ahora le podemos pelear a Perú y Venezuela que son países que antes nos pintaban la cara. Considero que nos empezaron a considerar en serio y no son habladurías.


¿Cómo ves a las nuevas generaciones?


Creo que hoy en día hay un montón de distracciones para los chicos, empiezan a sentir esa especie de incipiente fama y sienten que los empiezan a reconocer y como que se relajan y es ahí donde se empieza a distorsionar el deseo real de uno. Creo que algo fundamental es el amor al deporte, yo a los catorce años me metía todos los días al mar estuviera como estuviera, parecía un verdadero adicto. Creo que muchos se quedan en la historia de tener un sponsor y a los doce o catorce son como mini – profesionales del surf…Y la historia se encargó de demostrar que los que más lejos llegaron fueron los que tenían menos pero mucha más hambre, creo que eso es así.


Hoy los chicos no están tan compenetrados en pulir su surfing, creo que están en otra cosa y esperemos que no equivoquen el camino. Tenemos que esperar la evolución de los chicos, yo a partir de los 18 y hasta los 21 logré mi mayor explosión. Creo que de la cantidad de surfistas juveniles vamos a encontrar unos bien buenos, es cuestión de tiempo.

Entrevistas

Más posteos similares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Fill out this field
Fill out this field
Por favor, introduce una dirección de correo válida.
You need to agree with the terms to proceed

Menú